Hablaba con amigos-alumnos acerca de una idea incompleta que se cruza y se escapa:

Si volvieras a nacer en esta vida con estos padres para llegar igual al día de hoy con las mismas personas que te rodean viviendo en la misma casa, ¿qué pequeñas cosas cambiarías?

Por ejemplo: Elegiría no ser taaaan golosa. Me recuerdo en la infancia con la caja de galletitas pepitas del almacén sobre mis piernitas comiendo y comiendo y comiendo y comiendo.

Eso cambiaría; ese barril sin fondo. Me gustaría decir “No, gracias, ya comí una masita y estoy llena”.

Y aunque me alejaba de la inicial idea-incompleta, me acercaba a ésta que hoy quiero compartir: Quizá toda yo sea una consecuencia (entre otras cosas) de esa lata de galletitas y esos miles de alfajores de chocolate porque el azúcar y el chocolate aunque nocivos son fuente de energía rápida y tal vez yo hoy estoy con Rolando Hanglin (sólo por darte un ejemplo) porque en el primer reportaje que me hizo hablé mucho y rápido.

Quizá mi día de hoy fue consecuencia de tomar café, mate, capuchino, galletitas, etc, etc, etc. Tal vez el tipo de combustible haya hecho que me acostara anoche 2:15 después de ir a un cumpleaños al terminar la terapia de grupo que doy cuando termino con la radio después de habernos ido a Pilates al terminar una terapia personal; y que me levantara hoy 7:15 para dar cuatro terapias personales, dar el curso de ho’oponopono, custodiar a la alumna que toma la dieta personalizada, ir a acuagym, a la radio, volver para dar terapias personales y terminar el día con amigos-alumnos hablando de este tema que ahora vuelco en mi Blog antes de subir a hacer la valija para el finde a dar una charla en Tandíl, durmiéndome lentamente con un DVD de Joe Dispenza y el mp3 preparado para que suene en mis oídos toda la noche.

Entonces ¿quiero ser o no taan golosa? A ver si me saco de las piernas la lata de galletitas y sin azucar me convierto en otra.

¿y cómo sería siendo otra?

¿Alternaría el Plan la cantidad de chocolate? ¿Hubiera estado igual comunicándome con vos ahora hablando un poco más lento con un estilo más enyoguizado?

Creemos que el fruto es una consecuencia del árbol pero dicen que por el fruto el árbol existe.

Tal vez Papi al crearme me puso el componente de golosa. No se, yo me como un alfajor de chocolate y sigo con mis tareas. Vos?

Good Show!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *