Ho’oponopono es la corrección de la conducta: detectamos un error y hay que corregirlo ya que estamos haciendo algo mal.
¿Y cómo vemos el error para poder corregirlo? No hay forma de verlo ya que está en el subconsciente. Por eso, necesito de alguien para poder proyectar lo que tengo en el subcosciente, para que me muestre lo que yo no puedo ver.
Para eso están las relaciones porque son las que mejor nos muestran lo que no podemos ver.
El que esté en permanente contacto conmigo me puede mostrar muchas cosas. La persona que me cruzo en el ascensor será un pequeño espejo, no me sirve de mucho aunque igual es un aporte. Pero generalmente la pareja es la persona que mejor me muestra.
La pareja, entonces, es esa pantalla en blanco que está ahí afuera, en donde yo puedo proyectar y ver lo que tengo que cambiar, claramente.
Si no me creés, está bien. Pero probá. «Andá y hacélo» (Como dice Conny Mendez).
Antes todo el mundo estaba convencido de que la tierra era plana. Pero no es plana, inevitablemente, algún día tendrás que recorrerla y ver que es redonda.
Hoy crees que alguien te trató mal (o lo que fuese que pasó ahí afuera, cualquiera sea la situación) ya que tiene una identidad propia, o porque es malo, o porque «no se qué le pasa a él que se la agarró conmigo»… pero un día vas a comprobar que la identidad se la diste vos al sujeto. Porque necesitabas a alguien que te mostrara eso que estaba ahí, en tu inconsciente.
¿Podés identificarte en aquellas identidades que te están molestando en tu vida?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *